Mujeres en el rally: el mundo de la navegación- Parte 1

Entre todos los campeonatos de rally de la Argentina, son más de cien las mujeres que actualmente compiten desde el lugar del navegante. En esta nota especial, dividida en dos partes por su extensión, damos a conocer a un puñado de ellas, quienes nos enseñan un poco sobre las tareas y características de los ocupantes de la butaca derecha. En esta primera parte, las chicas nos cuentan sobre sus funciones, cuándo inician las carreras para ellas, qué es y cómo se hace una hoja de ruta y los objetos que llevan si o sí a cada carrera.

¿Cuáles son sus funciones?

– Graziana “Gachi” Simioni (Tilisarao, San Luis- Navegante de Gustavo Balestro en la clase N7 del Rally Puntano):Las funciones de un navegante son variadas: tenés que manejar al piloto tanto arriba como abajo del auto; hacer la hoja; calibrar las gomas; controlar los tiempos; presentar la tarjeta; ser la primera en bajarte a cambiar una goma…”

Micaela Racioppe (Dolores, Buenos Aires- Navegante de Matías Segura en la clase A del Rally Bonaerense del Sudoeste): “A nivel administrativo, me encargo de la inscripción previa y de llevar toda la documentación necesaria el día de carrera, chequeando que todo esté en regla y completo. Durante la carrera, realizo el armado de hoja y la estrategia. En cada asistencia, tengo que manejar los tiempos en la carpa para salir siempre a horario”.

Fernanda Viscomi (Castelli, Buenos Aires- Navegante de Juan “Vasco” Allegroni en la clase N1 del Rally Mar y Sierras): “La función principal es guiar al piloto desde la salida del parque de asistencia hasta finalizar en el parque cerrado, respetando la hoja de ruta que confeccionamos juntos; estar en todos los detalles para quitarle actividades al piloto; ocuparse de los elementos que hay que llevar dentro del auto como hidratación, herramientas y batería de intercomunicadores; calcular los tiempos y estar pendiente de los horarios; recarga de combustible; calibración de gomas; controlar relojes de temperatura o aceite, etcétera”.

Valentina Ceballos (Villa Carlos Paz, Córdoba- Navegante de su papá Martín en la clase RC5 del Rally Regional Cordobés): “La función principal es guiar al piloto en todo momento: desde el día de reconocimiento para confeccionar la hoja de ruta hasta el momento de la carrera y los tramos de enlace. En la confección de la hoja de ruta soy quien escribe lo que el piloto va diciendo. También me encargo de todos los trámites que hay que realizar para inscribirse a una carrera, y de muchas cosas más. Lo esencial es transmitirle seguridad y confianza al piloto al cantarle la hoja de ruta”.

Inés Laboritto (Dolores, Buenos Aires- Navegante de Sebastián Minasso en la clase N1 del Rally Mar y Sierras): “El navegante se encarga de conocer el trazado del camino e ir realizando la hoja de ruta para después “cantarle” al piloto, no solo de cada PE sino también de los enlaces… Ayuda en todo lo que puede al piloto (cambio de neumáticos, carga de combustible…). El trabajo de un navegante debe ser riguroso, preciso y metódico. Además de todo esto es el “psicólogo” del equipo, animando cuando las cosas van mal y felicitando cuando salen bien”.

Micaela Magnoni (Casilda, Santa Fe- Navegante de su papá Marcelo en la clase NZ del Rally Santafesino): Mis funciones en el rally, como la mayoría lo dice, es ser los ojos del piloto dentro del auto. Ya en carrera, las tareas son: cantarle lo que escribimos anteriormente en la hoja de ruta; estar al tanto de los relojes; tomar tiempos de sectores; y también es muy importante motivar al piloto. Pero hay otra función que cumplo antes de subirme al auto: llevar todo a horario. Tengo que saber a qué hora salimos del parque, a qué hora tengo que estar en mesa entregando la tarjeta, y entregarla a horario por supuesto. Esto me toca hacerlo antes de largar y al terminar cada tramo”.

Karen Reed (Santa Rosa de Calamuchita, Córdoba- Navegante de Marcelo Cuevas en la clase RC5 del Rally Cordobés): “Mis funciones en cada rally son: reconocer los caminos; dictar la hoja de ruta; entregar la tarjeta de tiempos a horario; asistir y empatizar con el piloto cuando lo necesita; empujar el auto cuando se queda, y varias cosas más”.

¿Cuándo inicia la carrera para el navegante?

Lara Mándola (nacida en Zavalla, Santa Fe- Navegante de Ever Rodríguez en la clase N7 del Rally Santafesino): “Los días previos, vemos con el piloto la información que se sube a las redes sociales, como los planos generales, para orientarnos… Lo comparamos con carreras anteriores, si es que ya corrimos anteriormente en ese lugar y de ahí en más sacamos conclusiones para el armado de la hoja”.

Valentina Ceballos: “La carrera en mi caso comienza varios días antes, porque particularmente soy quien se encarga de la preparación de las cosas que hay que llevar como los buzos, cascos, hans, botas, capuchas, guantes, etcétera. No tengo que olvidarme de nada, tanto lo del piloto como así también mis cosas como el cuaderno y reloj. Generalmente, también nos ocupamos de conseguir el hospedaje para el día de la carrera y de controlar que todo esté en condiciones para que no falte nada el día de salida”.

Inés Laboritto: “En mi caso, la carrera inicia desde el momento que me entero del lugar donde se va a realizar, buscando videos y hojas de ruta previas (ya que guardo todo). Luego, el día previo a la competencia, hacemos los reconocimientos de los tramos, ubicamos la entrada y salida del parque de asistencia y los horarios de largada y de cada tramo”.

Sofía Larroudé (Buena Esperanza, San Luis- Navegante de su papá Fernando en la clase N6 del Rally Puntano): “La carrera comienza cuando termina la anterior. Creo que uno queda pensando en que podría mejorar. Sin embargo, la semana previa a la fecha comienza a tenerse una idea de los tramos, longitud y demás. En base a todo ello uno puede ir “armando” estrategias o haciendo un análisis de los resultados de fechas anteriores en ese lugar”.

Virginia Klus (Villa Carlos Paz, Córdoba- Navegante de Federico Villagra en la Maxi Rally del Rally Argentino y de su papá Gerardo en la RC2N del Rally Cordobés): “Eso va dependiendo del rally. En mi caso empieza cuando dan a conocer los caminos: uno arranca a buscar hojas de rallies pasados, a ver si coinciden con los tramos que se van a correr. Empiezas a armar el bolso, a fijarte que no te falte nada, y que estén las cámaras y la computadora”.

Julia Aloé (Rojas, Buenos Aires- Navegante de su papá Guillermo en la clase N7 del Rally FRAD Santafesino): “Más que nada, mi función en el rally empieza los jueves cuando llegamos al lugar donde se correrá y empezamos a bajar el auto, armamos la carpa, bajamos las herramientas, y abrimos el toldo del colectivo. El viernes ya me levanto más temprano para salir a hacer la hoja de ruta, y una vez terminada, hacemos varias pasadas para estar más seguro. Ese mismo viernes a la noche se larga la rampa en la localidad de donde se corre como para presentar el auto. Antes de cada largada, tengo que presentar siempre la tarjeta a la hora designada, para no penalizar. Y ya de ahí nos vamos al lugar donde arranca la carrera, y empiezo a navegar”.

Florencia Almonacid (La Rioja capital- Navegante de su papá Eduardo en la clase A7 del Rally Riojano): “La carrera inicia al momento de la inscripción y al hacer el reconocimiento del camino. Por ejemplo: si la fecha de reconocimiento es un día jueves, y con mi piloto vamos un miércoles, corremos el riesgo de quedar sancionados, por no respetar días y horarios del reconocimiento de ruta”.

Martina Flores Herrero (nacida en General Lavalle, Buenos Aires – Navegante de su papá Federico en la clase N1 del Rally Mar y Sierras): “La carrera inicia desde el momento en el que se sube el Roadbook. Por lo general, arranca una semana antes, chequeando los tramos y preparando todo lo necesario para el fin de semana. Esos días se viven con bastante ansiedad”.

¿Qué es y cómo se realiza una hoja de ruta?

Noelí Forconesi (Casilda, Santa Fe- Navegante de Walter Boffi en la clase N2 del Rally Santafesino):“Es algo fundamental, ya que es el recorrido que vamos a utilizar durante todo el fin de semana, donde está detallado todo lo que tiene ese camino (curvas, chicanas, distancias, puentes, etcétera). En la primera pasada de reconocimiento de camino, el piloto te indica cómo va a tomar cada curva y chicana, donde se puede arriesgar un poco y cómo prevenir los peligros para no golpear el auto”.

Julieta Dreosti (Ojo de Agua, Santiago del Estero- Navegante de su hermano Luis Alejandro en la clase A1 del Rally Santiagueño): “En mi caso, se hace una hoja de ruta de lo más simple, con muchas guías para que se puedan distinguir durante el recorrido del camino”.

Fernanda Viscomi: “Son notas que se hacen en conjunto con el piloto, donde se detalla el tipo de piso; las distancias, frenajes, direcciones, tipos de curvas y en qué marcha se van a realizar; precauciones y algunas referencias extras. Se utiliza escritura grande para tener mejor visualización y se anota lo justo y necesario”.

Graziana “Gachi” Simioni: “La hoja de ruta es lo más importante dentro de un rally, es lo que te lleva con confianza y seguridad dentro del auto. Son anotaciones para reconocer y plasmar de forma escrita el recorrido del camino. Se realiza recorriendo los caminos con un día de anticipación a la competencia, en donde se marcan distancias, intensidad de curvas, frenajes, zonas peligrosas, distintas condiciones del piso, etcétera”.

Lara Mándola: “La hoja de ruta es el GPS del piloto en competencia. La confección de la misma es un trabajo en conjunto, con el reconocimiento del lugar geográfico y lo que creamos conveniente entre el piloto, lo que el auto nos permite y el navegante. Se realiza con un vehículo particular, en un horario estipulado por la organización y durante un tiempo determinado podemos reconocer las pruebas especiales e ir anotando todo los que se considere necesario para después leerlo en carrera”.

Marina del Ré (Bell Ville, Córdoba- Navegante de su hermano Hernán en la clase A1 del Rally Cordobés): “En la hoja de ruta se describen los tramos. Con esto me refiero a la cantidad de metros que faltan para llegar a la siguiente curva, la intensidad de la misma (la graduación que viene de la mano con si la curva puede hacerse más o menos a fondo). También se anotan “referencias”, que son una especie de ayuda memoria (por ejemplo: si hay barro, lomos, bados con y sin agua y si conviene tomar los mismos por el lado izquierdo o derecho); y también los frenajes, que generalmente se marcan unos 100 metros antes de la curva dependiendo del estado del piso. Se trata de buscar lugares específicos donde se puedan tomar tiempos parciales para poder comparar con la pasada anterior y saber si el tiempo hasta ese lugar es mejor o peor, y poder incentivar al piloto”.

Valentina Ceballos: “Una hoja de ruta es básicamente una descripción a través de símbolos de los tramos en donde vamos a competir. Sirve para que, el día de carrera, el piloto pueda anticiparse a lo que está por venir, a la velocidad con que debe agarrar una curva y demás. Se realiza días antes de la competencia (dependiendo de la modalidad del rally, sea mundial, nacional o provincial, y de la cantidad de tramos), se recorre el camino por el cual competiremos, a una velocidad moderada, y el piloto comienza a dictarle al navegante lo que va viendo en el camino: curvas, saltos, tipo de piso, posibles obstáculos o peligros y todo lo que considere oportuno saber el día de la carrera”.

Julia Aloé: “Hacerla es medio complicado, pero es hasta que le agarres la mano. Va en los gustos del piloto. Yo más que nada siempre anoto lo que serían los metros antes de las curvas o chicanas, los frenajes y hacia donde es la curva. Para abreviar y no escribir tanto siempre pongo por ejemplo: A 500mts D de 2 OJO TOPA (eso quiere decir que a 500 metros hay una derecha en segunda y ojo que topa el camino) o A 1000mts I x medio ojo borde interno (a 1000mts hay una izquierda que tenés que agarrar por el medio porque el borde interno está feo)”.

Micaela Magnoni: “La hoja de ruta en mi caso es un cuadernillo de hojas dividido en 5 o 6 partes horizontales, donde voy anotando y remarcando en colores por dónde tenemos que ir: los frenajes, la distancia entre curvas, lomos, chicanas, etcétera. Anoto la peligrosidad y el estado de las mismas. Se hace horas antes de que comience la carrera, van el piloto y el navegante en un vehículo que no es el de rally, recorriendo las pruebas y detallando cada recorrido”.

¿Qué objetos debés utilizar sí o sí en una competencia?

Noelí Forconesi: “Si o sí, el navegante debe tener: lápiz, goma de borrar, reloj, cronómetro y obviamente la hoja de ruta”.

Inés Laboritto: “Empezando por la indumentaria: buzo, casco, hans, botitas… Y luego, un cuadernillo, lápiz, sacapuntas y goma para realizar la hoja, el roadbook, reloj fijado con la hora oficial, cronómetro y carnet de control de tiempos”.

Julieta Dreosti: “Necesito el router, el equipo completo, la ropa para utilizar durante la carrera, hojas y distintos marcadores para poder señalar los puntos especiales… Todo es lo que nunca me tiene que faltar”.

Florencia Cutro (Concordia, Entre Ríos- Ex navegante de su hermana Nadia en las clases Maxi Rally, Junior y N4 del Rally Argentino y en las clases N2, N3 y A7 del Entrerriano): “En mi caso no era de llevar muchas cosas. No podía faltar el cronómetro y el reloj de navegante. Y, obviamente, siempre llevamos un lápiz en la mano por si hay que hacerle a la hoja alguna modificación o anotación en carrera, para la próxima pasada”.

Verónica Wetzel (Concepción del Uruguay, Entre Ríos- Navegante de Leonardo Nattero en la clase AZ del Rally Entrerriano): “Libro de ruta, hoja de ruta, cuadernillo, útiles, cronómetro, cámaras, casco, traje de carreras, tarjeta, mi piloto, la nave y toda la pasión del equipo”.

Mariana Boni (Apóstoles, Misiones- Navegante de su papá José en la clase A del Rally Misionero): “En una competencia necesitamos sí o sí la hoja de ruta, un cronómetro o reloj, y el equipo de seguridad completo: buzo, casco, cuelleras, etcétera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *