Memorias de Campeonas: Sofía Percara

A pesar de los tres campeonatos conseguidos a nivel zonal, Sofía Percara tenía una gran cuota pendiente: luchar por un título en el Campeonato Entrerriano de Karting. Su inconstancia en este certamen vería su fin en 2016, convirtiéndose en la primera mujer campeona provincial. La consagración de la chajariense, en este nuevo Memorias de Campeonas.

Antes de iniciarse la temporada 2016 del Campeonato Entrerriano de Karting, Sofía Percara tenía dos grandes deudas personales a nivel provincial: ganar una carrera y pelear un campeonato. Para ella, sus tres títulos en el Karting Zonal de Chajarí (en Escuela, Menores y Mayores) habían quedado atrás y todo era un borrón y cuenta nueva. “Si bien tenía tres campeonatos zonales, siempre tenía la deuda digamos de no poder funcionar constantemente bien en el Entrerriano: hacía podios y peleaba por carreras, pero por ahí aparecía en una y en la otra no… La verdad es que nunca había podido luchar por un campeonato ni había ganado una carrera”, inicia la “flaca”.

Pese a esa racha desfavorable, Sofía comenzó el 2016 desligándose de una deuda: la victoria. “Gané la primera fecha en la última vuelta y creo que, desde ahí, la confianza cambió muchísimo. Mejoré un montón. Después de la victoria, tuve dos carreras muy malas; fui segunda en Villaguay; y llegamos a Concepción del Uruguay, donde hice la “pole” por casi un segundo, gané mi serie y gané también la final, por más de diez segundos en diez vueltas… Una locura lo que andaba ese día. Ahí como que volvimos a meternos adelante. Éramos cuatro pilotos encerrados en cuatro puntos”, continúa.

Lo que vino a continuación fue una ratificación de lo sucedido en “la histórica”: dos triunfos, uno en Gualeguay y otro en Villaguay, que la depositaron en el primer puesto del campeonato. Pero la fecha siguiente no sería del todo sencilla… “Luego vino Gualeguay de nuevo y, en los entrenamientos, rompimos el encendido y lo tuvimos que cambiar. Ahí perdimos un poco de motor. Encima, la final fue muy complicada porque, sin querer, me tiraron para afuera en la largada y después tuve un toque con Gero Berta. Pero en la última vuelta salté al segundo lugar y terminé así. Creo que ese día fue fundamental, porque llegábamos a la última fecha, en Concepción del Uruguay, con unos buenos puntos de ventaja”, destaca, ya arribando a los recuerdos de la última fecha.

¿Cómo veía el desenlace de campeonato a sabiendas del escenario que la esperaba y los puntos de ventaja sobre el escolta? “Yo creo que llegué como favorita al Coronación, la verdad. Era algo normal que se nos dé el campeonato, pero la verdad que nunca creí que lo podía ganar. Uno se trata de no hacerse la cabeza para no complicar nada. A esa última fecha llegamos los dos, Juan y yo, peleando el campeonato, cada cual en su categoría. Fue un fin de semana muy especial. La verdad es que me tenía mucha fe en ese circuito porque la vez anterior había andado muy bien”, explica Percara.

Tras dominar la clasificación, apareció el factor presión en la serie ya que, directa o indirectamente, la llevó a cometer un error. “Me confundí en la largada y quedé cuarta, pero en la primera vuelta ya estaba segunda. Cuando trataba de pasar a Joaquín (Camet), con quien peleaba el campeonato, nos tocamos en la segunda vuelta, él quedó primero y yo quedé cuarta de vuelta. Después, volví a remontar, gané, me dieron cinco segundos de recargo pero a Joaquín también lo recargaron, asique largamos creo que quinto y sexto la final. Pero yo sabía que tenía un gran karting y que correría la carrera muy tranquila”.

A base de una gran primera vuelta, la chajariense se colocó segunda y empezó a buscar superar al puntero Gerónimo Berta. Pero no duró mucho, ya que decidió respetar la prioridad: asegurarse la corona. “La verdad es que estaba pensando en que no tenía que cometer ningún error y que no se rompa nada, asique uno se va limitando mentalmente para evitar eso. Llegué segunda y con eso gané el campeonato. Me acuerdo que fue un momento increíble. Cuando terminó la carrera, no paraba de gritar y de acelerar el karting, Me dieron la bandera para dar una vuelta y ahí me estaban esperando mis amigas para saludarme. Eso fue re lindo”, relata Sofía.

En materia de festejos, lo mejor estaba por venir. “Di la vuelta, entré a boxes y estaban todos esperando para saludarme: mi hermano, mi viejo, Bruno Sotelo… Fue un momento increíble, de mucha felicidad, donde todos estábamos  muy contentos. Me fui a pesar y ya estaba toda mi familia: mi tía que me había ido a ver, primos, mucha gente de otras categorías que me fue a saludar. Después de eso, y al ser una de las primeras categorías en competir, nos la pasábamos festejando mientras mirábamos las otras finales”.

En ese momento, la alegría se interrumpió brevemente por un suceso deportivo que involucró a su hermano Juan. “La última categoría en correr fue la de mi hermano, que perdió el campeonato porque le fallaba el karting y ese fue un momento un poco triste. Fui la primera en ir a saludarlo, fue algo complicado. Pero Juan en ningún momento quiso opacar lo que me había pasado a mí y a los veinte minutos estaba festejando mucho más que yo por el campeonato y por lo que había logrado él durante el año”.

Para cerrar el recuerdo, su postura en torno al matiz histórico que cobró ese campeonato: ser la primera mujer campeona provincial. “Es algo que genera mucho orgullo, pero es más sentir que cumplís el objetivo como deportista que como mujer digamos. Obviamente que está bueno marcar cosas importantes y hacer crecer al género en el deporte: que sea tomada en serio y que se la respete. Pero, en un punto, es parte de cumplir el objetivo. Si hubiese sido la segunda, tercera o décima para mí es lo mismo, porque yo quería ganar el campeonato por algo personal y no por un factor externo”, concluye la protagonista de este tercer Memorias de Campeonas: Sofía Percara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *