Memorias de Campeonas: Lara Vigorito

Pese a su juventud, la piloto de Santa Rosa conquistó ya dos títulos en el Karting Pampeano: en 2015 (110cc Promocional) y en 2018 (150cc Junior). Por la lejanía en el tiempo y por la contundencia en su conquista, es precisamente el primero de ellos el repasado por Vigorito en esta nota. A continuación, el Memorias de Campeonas número 7.

Lara Vigorito inició la temporada 2015 de la 110cc Promocional con el objetivo de ser campeona, a sabiendas de que contaba con el arma mecánica como para conseguirlo. Ese convencimiento fue plasmado en el resultado final de cada una de las pruebas puntuables del campeonato del Karting Pampeano y la consecuencia fue contundente: la de Santa Rosa conquistó el título a tres fechas del final y concluyó el 2015 con un saldo de cinco victorias, un segundo puesto, un tercer puesto y tan solo un abandono , por rotura del motor, cuando marchaba adelante.

“Fuimos contundentes todo el año, logrando el campeonato tres fechas antes. Me acuerdo de esa carrera y me dan ganas de volver el tiempo para atrás (risas). Recuerdo que fue una fecha doble, y que corrimos el sábado una final y el domingo otra, porque se habían suspendido unas fechas anteriores y no llegábamos con el tiempo. Llegamos a Trenque Lauquen sabiendo que teníamos que ganar una final y salir terceros en la otra para que los puntos nos alcancen para salir campeones. El sábado fue un día complicadísimo: tuve que largar la final bien última (risas) y, con el paso de las vueltas, me pude recuperar y llegué tercera, sumando buena cantidad de puntos, aunque no era lo que nosotros queríamos. Solo nos quedaba darlo todo al otro día…”, relata Vigorito.

Dicho y hecho, Lara cumplió lo que se propuso: ganar la final para consagrarse de manera anticipada. Pero no fue una victoria más ya que, agregando un condimento más a su gran 2015, capturó el triunfo a tres curvas de la cuadriculada. Memorable… “El domingo clasifiqué segunda, atrás del piloto con el que venía peleando el campeonato, y en la serie repetí el resultado. Solo quedaba esperar la final y ¡aguantar los nervios! Largamos y, con el paso de las vueltas, yo iba desafiando muchísimo al puntero. Llegó la última vuelta y yo seguía muy cerquita del puntero, hasta que faltando tres curvas para el final, le hice una tijera y lo pasé. Ganamos en la última vuelta… ¡Una locura!”, continúa la hoy bicampeona provincial, tras el cetro adquirido en 2018, dentro de la 150cc Junior.

El domingo hubo doble festejo, ya que era el cumpleaños de su preparador, “Petaka”. El regalo de Vigorito, simple: el título para él y todo el equipo. “Me acuerdo que la semana previa a las carreras sacábamos muchísimas cuentas por los puntos del campeonato. Nos preparamos muchísimo y dejamos el karting en máximas condiciones para dar lo mejor que teníamos. Y así lo logramos, en la última vuelta. Siempre me voy a acordar algo que me dicen siempre mi viejo y Petaka: «las carreras no se terminan hasta que se baja la bandera a cuadros»”.

Obviamente, el año no terminaba ahí: aún quedaban tres compromisos, uno de los cuales cobraba una mayor relevancia. Si bien había festejado anticipadamente, restaba cumplir con la presentación en la carrera siguiente para terminar de sellar el título. “Llegamos a la carrera siguiente y ahí solo con inscribirnos ya sabíamos que éramos campeones indiscutibles: nadie nos alcanzaba con los puntos del campeonato. Disfruté como nunca las carreras que quedaban. Y el festejo mayor se dio en la última fecha, cuando pusimos el número 1 en los pontones. Después, hicimos más celebraciones en Santa Rosa: por parte de todo el taller y de mi familia”, concluye la contundente campeona 2015 de la 110cc Promocional del Karting Pampeano, Lara Vigorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *