Memorias de Campeonas: Dora Moreno

En 2013, y tras un 2012 para el olvido, la experimentada piloto reginense entró en la historia del Rally Neuquino al convertirse en la primera mujer campeona. Lo consiguió en Cutral Co, en una carrera a la que considera como la mejor de su vida, con un Chevrolet Corsa y dentro de la clase N1. La histórica consagración de Dora Moreno, en este nuevo Memorias de Campeonas.

Durante todo el 2013, Dora Moreno fue demostrando que la distancia no es el fin, y lo selló con un logro histórico para el rally de la región. “Esa temporada fue hermosa porque se nos daba todo en cada fin de semana y nos costaba un montón. Aparte, es un campeonato neuquino, y Neuquén me queda a 100km. Asique viajábamos para afuera con el motorhome, de cuatro o cinco con los chicos. Era todo un circo, con un costo terrible. Pero una vez que arrancamos el año, le metimos para adelante. Un auto espectacular, un navegante excelente…Todo fue fantástico”, inicia Moreno.

Si bien hoy es conocida por conducir un Ford Ka, la experimentada Dora Moreno entró en los libros del Rally Neuquino gracias a un Chevrolet Corsa. Y no uno cualquiera, sino uno que había sufrido un incendio durante el año anterior. “La verdad que el «Corsita» se portó muy bien todo el año, ya que el anterior se había prendido fuego por una manguera de nafta. Eso me obligó a parar una o dos carreras hasta que los chicos me ayudaron a arreglarlo y a encarar el siguiente con todas las pilas puestas. Comencé con el pie derecho y terminó siendo un año espectacular, el mejor que me pudo pasar”.

La reginense y Marcos Montero llegaron al coronación con muy poca diferencia de puntos, lo que obligaba a los dos a dejar todo y más en los caminos de Cutral Co. “Yo llegaba muy jugada con los puntos a la última fecha, porque con mi rival siempre nos intercambiábamos el primer y el segundo puesto. Asique veníamos ahí, palo y palo por el campeonato. En esa última fecha del año, con mi navegante Gustavo Gómez metimos un tiempazo, nos llevamos todos los puntos y logramos ser campeones. Es la carrera que más disfruté en mi vida, por los tiempos que veníamos haciendo en la N1, y por haberlo coronado con el campeonato. Fue algo increíble la verdad”, apunta la campeona 2013.

El sacrificio dejado en traslados y horas de trabajo valió la pena: desde Villa Regina, salió la primera mujer campeona del Rally Neuquino. “Haber ganado ese campeonato fue un logro terrible para nosotros, por los resultados logrados. Los puntos venían llegando continuamente en todas las carreras, siempre estando entre el primer y el segundo puesto, el auto no nos fallaba para nada y los tiempos eran muy buenos. Tuve el privilegio de subir gente sin mucha experiencia al lado mío, e igual íbamos muy fuerte. Hasta subió el mecánico en un momento, y salimos primeros. Mi padre, con un orgullo terrible, porque construyó el auto y lo trabajó para que yo pudiera correr. El 90% fue de él y luego me lo entregó a mí. Todo un logro”, completa la pionera entre monarcas, Dora Moreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *