Aldana Frau: “Mi meta es ser simracer profesional”

La de Berisso, una de las pilotos virtuales del momento, charló con Mujeres Fierreras sobre su relación con el deporte motor, el presente en el simracing y los objetivos futuros en torno al mundo del automovilismo de los “pixeles”.

En esta nueva nota especial de Mujeres Fierreras, conocemos el pasado, presente y futuro deportivo de Aldana Frau, recientemente consagrada bicampeona del TC Pickup Femenino (el domingo se dio por terminado el segundo campeonato), el primer certamen virtual exclusivo para mujeres. Su relación histórica con el deporte motor real, la llegada al mundo virtual y sus sueños personales, en esta nota.

El contacto de Frau con el deporte motor inició prácticamente en su nacimiento. “Creo que desde que tengo dos años que estoy adentro de un autódromo. Mi viejo corre, y bueno, yo estaba ahí. Cuando yo tenía cinco o seis años, papá me regaló una moto, una Juki (risas). Desde ahí, siempre al lado de los autos o de algo. Soy muy fanática de los cuatris, de las motos… Era ir a la costa y subirme a un cuatriciclo. Me han echado varias veces (risas). La Juki es una reliquia. Pasó por mí, después por mi hermana y luego por mi hermano. Ahora cada uno tiene su moto, pero esa pasó por los tres y quedó como reliquia de la familia”, inicia Aldana.

¿Qué hay sobre sus juguetes de la infancia? “Hoy en día sigo teniendo un carro gigante, lleno de autitos Hot Wheels. Fanática de coleccionarlos. En cada salida de compras, sí o sí tenía que comprar uno. La mayoría son Ford, pero también hay Mercedes, Ferrari, Bmw, Mini Cooper…” ¿Y sobre su relación con los competidores reales del automovilismo zonal? “Conozco a varios pilotos de los zonales. Mi papá corría en el GT900, donde hay varios participantes de Berisso. Pero también tengo bastante relación con la Monomarca Fiat porque corre en el Mouras”, explica.

¿Cuál es la situación con respecto a lo real? “La posibilidad de correr en el automovilismo real siempre estuvo y está. La que no se decide soy yo. Me he subido a un karting y me gusta mucho la velocidad, pero en este momento capaz no me veo preparada para correr en la vida real. Cuando estoy en el simulador, a veces digo que me gustaría hacer eso en la vida real. Pero hoy en día tengo una meta muy fija y voy a eso digamos. Correr en la realidad, lo dejo de lado en este momento porque la meta es otra: yo quiero crecer y seguir avanzando en el simulador”.

Si bien antes de la aparición del Covid-19 Aldana ya había tenido contacto con las competencias virtuales, no fue hasta la cuarentena que llegó un simulador especial para este mundo. “Nosotros teníamos un volante que era para la compu, y también lo usábamos para la play. Las primeras veces que me subí a algo parecido a un simulador fue en un shopping, en esos lugares en los que siempre hay varios. Hasta que un día, al inicio de la cuarentena, mi papá dijo «Voy a hacer el simulador». Obvio, nos encantó la idea. La verdad que tengo la posibilidad de que me armó un simulador muy lindo y bien armado en tecnología también, lo cual suma un montón”.

Como sucedió con muchas chicas, el TC Pickup Femenino le permitió iniciarse en el automovilismo virtual. “Antes del TC Pickup Femenino no había tenido ninguna participación. Es más, cuando me sentaba en el simulador mis juegos preferidos eran el Nascar y el de la Fórmula 1. Creo que miles de campeonatos ya me corrí ahí (risas). Pero bueno, yo quería arrancar en un campeonato donde haya chicas, y tampoco imaginaba todo esto. De repente apareció el campeonato de TC Pickup de GPVA y dije «Listo, me anoto». Desde ese día, fue entrenar horas en el simulador para agarrarle la mano, con la meta de ganar el campeonato. Por suerte se dio y fue muy lindo”.

Competir contra otras damas le sirvió a Frau para animarse a dar el próximo paso: correr contra hombres. “Yo quería empezar con chicas para saber el nivel que yo tenía. Creo que después de las dos primeras fechas en el torneo femenino, empecé a darme cuenta de que me animaba a poder correr con los hombres. Pero necesitaba medirme yo: si podía, si realmente me gustaba… A veces me pongo mucha presión, al no agarrarle la mano a tal circuito. Después me acuerdo que llevo pocos meses con el simulador y ahí empiezo a bajar un poco a la presión. Soy muy perfeccionista a veces y si hago tal cosa, tiene que estar perfecta. No puedo estar dudando de lo que estoy haciendo”.

Para avanzar de esa manera en cuanto a carrera deportiva virtual, la de Berisso tuvo que adentrarse en la configuración del setup. “En este momento también estoy haciendo un curso en GPVA por el tema de manejo. Por ejemplo, en el TC Pista Mouras corro con setup libre. Vos tenés que hacer la preparación de tu auto y sentirte a gusto. Empecé un trabajo diferente: ir probando e ir armando un setup con el que esté conforme al llevar el auto. Primero es probar las vueltas de clasificación y después probar con la nafta para las finales. Girar mucho más tiempo te hace darte cuenta del rendimiento que tiene el auto, y cada cambio que hagas se hace notar”.

La llegada al TC Pista Mouras le generó nuevos desafíos a Aldana, que disfruta del aprendizaje constante. “Al principio, cuando corría con setup fijo, creía que era lo mejor. Pero después, cuando pasas a setup libre estás armando tu propio auto; sos tu propia mecánica. Soy una persona a la que le gusta aprender, y más su es sobre algo en lo que quiero avanzar y crecer. El tema de los setup me vino genial porque trabajé toda la semana para poder llegar al día de hoy y saber que tengo un auto para pelear la punta. Eso creo que es un logro lindo”.

Otro de los temas de charla fue el repentino cambio de apellido en el segundo campeonato virtual femenino: de ser campeona como Espósito, a lograr el bicampeonato como Frau. “Hace bastante que venía con la idea de cambiarme el apellido y, por una u otra cosa, no lo hacía. Hasta que un día dije «Basta». Creo que el apellido que tenía antes no me representaba, o no me sentía parte de esa familia. Desde que tengo uso de razón que soy Frau digamos. En el momento en que decidí cambiármelo fue como para agradecerle a mi papá, ya que gracias a él estoy donde estoy. Era la mejor manera de devolvérselo”, explica la primera (bi) campeona de un torneo femenino virtual.

Hoy, entre los varios frentes que encara, la berissense nos cuenta sobre su arribo a iRacing. “Un día, estaba en el simulador y me invita «Tato Machuca» para ser parte de un campeonato de Monster Energy en iRacing. Ese día fue bastante eufórico, entre practicar, comprar el auto, el circuito… Fue mi primer contacto con iRacing, corriendo con un Mercedes. Terminó carrera y me escribieron desde GPVA diciéndome que querían que esté en el equipo y yo no lo podía creer. Se me pone una sonrisa de oreja a oreja cuando lo menciono. Nos estamos preparando para las carreras Endurance, y estaré con pilotos profesionales de simulador o de la vida real”.

¿Hubo ofertas para subirse a un auto real? Como era de esperar, la respuesta fue afirmativa, pero su objetivo es ser piloto virtual profesional. “Me han ofrecido un karting, uno de La Plata y otro de mucho más lejos. Con esas ofertas, te empezás a preguntar por la posibilidad de correr en la realidad. Pero mi meta es ser simracer profesional y crecer en este ambiente. Al automovilismo real lo tengo como en suspenso, porque la meta es otra. No me pongo ninguna traba, porque cuando se me mete algo en la cabeza no paro hasta conseguirlo”, concluye la protagonista de esta nota especial, Aldana Frau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *